viernes, 13 de abril de 2018

Acto final de la V Olimpiada de Filosofía

Si por algo se recordará esta V Olimpiada aragonesa de Filosofía será por la nueva modalidad de defensa de trabajos por parte de los alumnos. Ni las inclemencias climatológicas ni la adversidad de los elementos pudieron evitar que alumnos atrapados por la nieve hicieran llegar a su lugar de destino sus defensas grabadas, momentos previos al comienzo del acto en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía. Con éstas y otras defensas presentadas in situ el acto se llenó de momentos emocionantes y lúcidas reflexiones que, de nuevo, llenaron de filosofía la mañana del pasado 11 de Abril. En torno a la temática de Revolución y utopía escuchamos de los alumnos sus defensas apasionadas, no exentas de ese temblor emocional que hace pensar que detrás de las palabras y de sus significados todavía se encuentra la primera emoción impulsora de conocimiento.



Sólo nos queda dar la enhorabuena a nuestros alumnos participantes de esta actividad, así como a sus profesores-preparadores, que cada año la hacen más grande, y a aquellos alumnos ganadores que ahora, los días 4 y 5 de Mayo, nos representarán en la Olimpiada nacional en Extremadura.

Modalidad de Ensayo:

1º Clasificado: Irene Martínez Vela (IES Fernando Lázaro Carreter)

2º Clasificado:  María Bello Garrido (IES Fernando Lázaro Carreter)

3º Clasificado:  Celeste Cebollada Herrera (Liceo Europa)




Alumnos clasificados de Ensayo:



Modalidad de Vídeo:

1º Clasificado: Rodrigo Gimeno Gil (Colegio Marianistas)

2º Clasificado:  Daniel Santamaría Aduán (IES Domingo Miral)

3º Clasificado:  Paula Lasala Betés (IES Domingo Miral)






Alumnos clasificados de Vídeo:




Modalidad de Fotografía:

1º Clasificado: Rodrigo Osorio Alonso (Escuela de Arte de Teruel)

2º Clasificado:  Olga Cortés Martínez (Escuela de Arte de Teruel)

3º Clasificado:  Alba Clavero Agustín (Colegio Cardenal Xavierre)




Alumnos clasificados de Fotografía:





Modalidad de Dilema:

1º Clasificado: Estela Bescós García (IES Medina Albaida)

2º Clasificado:  Pablo Laplana Ortas (IES José Mor de Fuentes)

3º Clasificado:  Eduardo Blancas Rodríguez (Colegio Condes de Aragón)




Alumnos clasificados de Dilema:









PRIMERA FOTOGRAFÍA CLASIFICADA
SEGUNDA FOTOGRAFÍA CLASIFICADA
TERCERA FOTOGRAFÍA CLASIFICADA

ENLACE DE LOS VÍDEOS SELECCIONADOS


Fdo: David Porcel y Miguel Ángel Velasco (Coordinadores de la V Olimpiada de Filosofía)

martes, 20 de marzo de 2018

"Este no es un libro de poesía" sí es un libro de poesía

Gracias a ti.

Por hacerme partícipe de tu poemario, de tu obra, de tu vida.





domingo, 11 de marzo de 2018

A medio palmo de la salvación

Hay libros que, por sabios, cabe leer entre líneas, y debajo, y tras ellas. Sus palabras, por lo general próximas y amigas, esconden secretos para aquellos que saben mirarlas. Porque también las palabras se miran, a través, detrás, en profundidad. Tan habituados estamos a ver problemas y a buscar soluciones, a resolver y a tener que estar tan informados, que ya no sabemos distinguir las apariencias del fondo, la cáscara del fruto. Apenas sabemos mirar y, como diría el viejo Heráclito, escuchando sin entender, a sordos asemejamos.

¿Pero qué ha pasado para que hayamos perdido nuestra capacidad de ver? ¿Cuándo dejamos de ser anthr-opos? ¿La hemos extraviado? ¿Nos la han robado? ¿Por descuido nuestro? El caso es que desde todos los ángulos se nos insta a cuidarnos, a cuidar de nuestro cuerpo y de nuestro ánimo, a vigilar nuestras pertenencias y derechos, pero apenas se nos dice nada acerca de cómo proteger nuestro bien más preciado, aquel por el que somos capaces de ética y política, de amparo y fraternidad. Saber mirar -nuestro bien más preciado- significa saberse sustraído de aquellas actitudes hostiles que, como los totalitarismos y reduccionismos, amenazan con reducir el mundo a totalidades y plenitudes. Saber mirar significa también vivir en paz consigo mismo, y con los otros, que no es poco.

Una sabiduría de la mirada, o un camino hacia la proximidad de lo que importa, es lo que propone Josep Maria Esquirol en su último libro, La penúltima bondad. Pero es un camino que sabiamente define de "medio palmo", porque los grandes saltos, aquellos que pretenden elevarnos hasta las alturas, no acaban sino estrellando a quien los realiza. La revolución no pasa por enarbolar grandes ideas o pretender paraísos prometidos, sino, todo lo contrario, por caminar en otra dirección, buscando el medio palmo, quizá dejándonos inundar de lo que realmente importa: "Poco es mucho; poco es todo. Según como, casi-nada puede ser casi-todo. Medio palmo, y ahora mismo podríamos habitar unas afueras sin violencia, justas y fraternales. Evitaríamos todo el daño que nos hacemos a nosotros mismos, y afrontaríamos más unidos el mal inevitable vinculado a nuestra condición finita y mortal. En el pasado, si todavía más personas lo hubieran recorrido, se habrían evitado montañas de sufrimiento y de víctimas de la violencia y de la injusticia. Pocos centímetros hubieran bastado para impedir la aparición de los peores genocidas de la historia; pocos centímetros hubieran bastado para prevenir el estallido de muchas guerras; pocos centímetros, y la miseria no habría azotado el mundo tal como lo ha hecho ni mucho menos lo azotaría ahora."

lunes, 5 de marzo de 2018

A las afueras de lo inmediato

A veces para seguir avanzando hay que poner límites. La ética sirve a este fin. ¿Acaso la prohibición a tomar del Árbol del Conocimiento no sirvió para humanizar y diferenciarse del resto? La prohibición no sirvió para limitar, sino para posibilitar nuevos caminos y abrir en ellos nuevas existencias, inconcebibles antes de la primera prohibición. La religión, como el arte y los sueños, es obra hecha por hombres, de ahí que esconda íntimos secretos que todos llevamos dentro. En el fondo el niño agradece la prohibición porque ve en ella un nuevo motivo para jugar y fantasear con nuevas situaciones. Imaginarse que se hacen cosas prohibidas es sin duda fuente de deleite para quien todavía conserva esa semilla acaso germinada en la infancia. La ética sirve para seguir avanzando, porque sin ella viviríamos un mundo anquilosado, incapaz de proveernos de nuevas existencias imaginables solo en el reino de lo debido. Lo debido, como lo soñado, lo bello y lo perdido, no resulta tanto de la necesidad de habitar el mundo como del deseo de vivir otros nuevos, otras experiencias, quizá solo confesables a quien ya los ha recorrido.

Cada tiempo necesita de sus mesías y demonios. El viento que mueve las banderas siempre sopla hacia una dirección. La nuestra es la de los ismos, que sitúan a cada uno en su lugar, y si no profesas ninguno de ellos pareces no pertenecer a este tiempo. Pero todos ellos son, como la religión, el arte y los sueños, otras tantas formas de habitar mundos perdidos, imaginados, incapaces de crecer por sí mismos. El igualitarismo y la jerarquización, extremos entre los que hoy día se mueven todos los ismos, son igualmente formas prohibitivas de limitar el mundo: el primero pone el límite en lo diferente, mientras que el segundo lo sitúa en lo igual. Pero ambos, secretamente, nos invitan a transitar mundos inventados, imaginables solo allí donde se forjan los sueños y el arte. 

La prohibición hace de los caminos caminos permisibles: los permitidos, porque encontrarán en quien los transite aprobación y gratitud; los prohibidos, porque conllevarán consuelo y expiación. Pero todos ellos servirán al único fin de reinventar la humanidad y vivir siempre fuera, a las afueras de lo inmediato y lo monótono.

sábado, 24 de febrero de 2018

Jornadas olímpicas del 23 de Febrero

Enormes fueron la expectación y el interés con los que nuestros alumnos aragoneses acogieron el pasado 23 de Febrero las jornadas de esta quinta edición olímpica. La temática de este año - Revolución y utopía -, enfrentó a los participantes a verdaderos retos intelectuales con preguntas de difícil solución y abordables solo desde la serenidad y la lucidez que exige la filosofía. 

Desde la organización, os deseamos lo mejor a partir de ahora y confiamos volver a encontrarnos el próximo 11 de Abril en la Facultad de Filosofía para el desarrollo de las defensas orales y la entrega de premios. Recordad que será necesario defender públicamente lo escrito en las pruebas para poder obtener el anhelado premio final y el pase a la fase nacional. Dentro de un mes, aproximadamente, publicaremos en el blog los nombres de los alumnos clasificados para esa nueva fase que deberán acudir ese día a la Facultad con la defensa preparada. Aquí podéis ver las pruebas propuestas de Ensayo y Dilema






Aprovechamos también para recordaros que el plazo de envío de Fotografías y vídeos finaliza el próximo 28 de Febrero. Finalmente, también queremos agradecer la enorme labor de cooperación mostrada por parte de todos, alumnos y profesores -especialmente, por los profesores integrantes del grupo coordinador de la Olimpiada, entre los que me incluyo, y sin los cuales esta actividad no hubiera tenido lugar-

Hasta pronto, 

David

sábado, 10 de febrero de 2018

El Solitario



Me piden que, con motivo del aniversario del fallecimiento de Ernst Jünger (1895-1998), a cuya magna obra tantos años de estudio he dedicado, escriba algo sobre él. Si mi tiempo lo permite escribiré sobre el Solitario, porque Jünger fue, desde luego, un Solitario. En un tiempo como el nuestro en el que cada vez hay más que viven-conectados-unos-a-otros, como construcciones intersubjetivas en las que importa más el inter que la subjetividad, hablar sobre el Solitario podrá resultar extraño, o, cuando menos, ajeno. Y eso a pesar de que un abanico de importantes escritores, como Peter Handke, autor de Ensayo sobre el Lugar Silencioso, o el japonés Seicho Matsumoto, ya lo han hecho, y de qué manera.

Hablaré sobre el impulso thanático que también nos pertenece, aunque no lo queramos ver, ni quieren que lo veamos. Mucho se ha pensado sobre el eros y sus formas, como las polis y las teorías políticas,  el arte o las tipologías sociales, pero, en relación con ello, apenas se ha reparado en la importancia del thánatos y sus fines. Hablaré sobre la soledad como fuente de aprovechamiento, diferente del que es susceptible de medida y agotamiento. Hablaré del Bosque Aokigahara, de la práctica Ubasute, de Islandia y la emboscadura como castigo; del Bosque de Bartleby y del sentido del preferiría no hacerlo; del soto de Glásir, del Hechizo del Reloj y del Anarca de Eumeswil

Pero todo ello, si mi tiempo lo permite.

viernes, 2 de febrero de 2018

Apariciones

Camino a mi lugar de trabajo como habitúo a hacerlo. Bendita rutina. Siempre ahí, esperándote. La misma mujer de cabello rizado que se cruza. El mismo niño corriendo al autobús. La misma anciana que apoya pesadamente su ligero bastón. La ciudad se descubre siendo la misma. Bendita rutina. Las mismas ideas rondando la cabeza. A veces, sin embargo, alguna de ellas se separa. O un transeúnte, que resulta ser alguien conocido. Te merece tu atención. Conversas. Y vuelves a aquella idea que habías dejado como suspendida, quizá para siempre. 

Hay que entrar a trabajar.