domingo, 1 de marzo de 2009

Cuando te vayas, recoge mi silencio

Cuando te vayas, recoge mi silencio.

Cuídalo, y cuídate de él, pues ahí sigue al acecho mi dolor.

Acarícialo como se acaricia a un pájaro,

Y déjalo volar hasta que el aire sea sólo la luz que preña la montaña de hielo.

Allí tililará el silencio, liberado

En una soledad que nunca podrá ni ser soñada,

Y, ya en el centro, quieto, donde gravita la noche,

Irá dejando su aliento en el destino de las cosas leves

Que tus pies pisarán donde el destierro te lleve



Miguel Porcel Berdala,
Larués, 6 de diciembre de 2004

9 comentarios:

bLuEsMaN dijo...

En mi caso la sensibilidad (o los pseudópodos que decía Cortázar) funcionan mejor con los sonidos que con las palabras, pero me ha gustado.
Gracias al autor y gracias por compartirlo. Saludos.

David dijo...

El silencio parece representar la actitud (¿o la respuesta? ante lo misterioso, ante lo absolutamente otro: actitud que se hereda generación tras generación - "Irá dejando su aliento en el destino de las cosas leves"-

El silencio sería aquello de lo que no podemos desprendernos por más que queramos, porque sólo lo que es articulable lingüísticamente pertence a la voluntad. El silencio escapa a ella, nos alcanza y nos acompaña hasta el final. El silencio es todavía más fundamental que el lenguaje, que intenta en vano hacerle callar.

Magníficos versos

DPD

Felipe dijo...

Un hermoso poema.

Anónimo dijo...

Qué bello poema,

mil gracias al autor

Antesdelascenizas dijo...

David, en el blog Antes de las cenizas hemos continuado el meme que nos ha lanzado el blog Phiblogsopho sobre el proceso de bolonia y la filosofía. Te invito a contribuir en tu blog a una reflexión sobre el tema.
Enlace a Biblogsopho:
Biblogsopho

Enlace a nuestro post sobre el meme:La Basura que viene de Bolonia

David dijo...

Antesdelascenizas,

agradezco que contéis conmigo para seguir con la línea comenzada con Biblogsopho sobre el plan de Bolonia y su relación con la filosofía.
Pensaremos sobre el asunto, y tengo en cuenta vuestras reflexiones.

Felipe dijo...

he cometido un error en el enlace. No es Biblogsopho, sino Phiblógsopho. Queda dicho.

bLuEsMaN dijo...

En cualquier caso la confusión es divertida.

Anónimo dijo...

Qué bonito el poema. Me ha gustado mucho, Miguel

ARQ