martes, 5 de octubre de 2010

Aforismos varios (V)

Para Ana Belén,
Hay hombres que ni siquiera se equivocan, porque no se proponen nada razonable. (Goethe)

Ciertos libros parecen escritos no para que se aprenda algo en ellos, sino para que se sepa que el autor sabía algo. (Goethe)

Somos todos tan limitados, que siempre creemos tener razón, y así cabe imaginar un espíritu tan extraordinario que no sólo yerre, sino que, halle placer en el error. (Goethe)
Lo que ha de importar al estudioso de una teoría no es tanto descubrir lo que ella dice como lo que no dice y debería ser dicho.

El término de un pensamiento no lo fija el tiempo del reloj, sino el pensamiento mismo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Preciosos aforismos!. Estoy totalmente de acuerdo con todos, pero en especial con el penúltimo: siempre debemos intentar ir más allá de lo que leemos, e incluso, poner en duda lo dicho si podemos rebatirlo. No hay verdades absolutas.
Un beso
Ana Belén

David Porcel dijo...

Gracias por los cumplidos. En efecto, ésa era la idea: la comprensión no debe ser el fin último del ejercicio interpretativo, sino sólo un medio.

Otro beso, más grande

David