jueves, 19 de marzo de 2009

Vuela, vuela, paloma de las lenguas

Memoria de Miguel de Molinos, místico aragonés condenado en Roma en 1693

Vuela, vuela, paloma de las lenguas.
Ni la luz ni el aire podrá librarte
del encuentro con el trueno y con la arena
de la lengua cortada:
sabrás, así,
del silencio, de la noche y la ceniza,
pues carne serás del mismo fuego
donde arden los santos y las brujas
y las letras y sus dedos amados que las arman sin cese.

(Pascua de Pentecostés, 2004)

2 comentarios:

Santiago. dijo...

Hola David, quería hacerte una consulta. ¿Estás al tanto del bioexistencialismo? Si no, fijate, me pareció interesante.
http://bioexistencialismo.blogspot.com/

David dijo...

Se agradece la referencia, le he echado un vistazo y ciertamente lo parece,