viernes, 16 de abril de 2021

Misterios cotidianos

Si hay una cualidad que define el misterio es la indisolubilidad. Con la fuerza con la que el mago cautiva con su arte, el misterio atrapa a quienes merodean a su alrededor, pero sin abrir la jaula. Siempre a un palmo de distancia, por lo menos, el misterio nos llama a aproximarnos, a destaparnos, pero haciéndonos saber que jamás se desnudará. Y es ahora, en un tiempo obstinado en respuestas y soluciones, cuando no hay mejor terapia que la de recordar que el misterio no está más allá, sino acá, con nosotros. Nosotros. El misterio.


“En cierto sentido, el misterio del nacimiento supera al de la muerte porque, cuando menos, sabemos de este último que sigue la ley conocidísima: todo humano es mortal. En cambio, ninguna ley sirve para el nacimiento. Puedes decir: todo ser humano debe morir –he aquí la ley de la muerte-. Pero no puedes decir nada parecido del nacimiento. Afirmar que todos los humanos han nacido, sólo es una constatación a posteriori. Cabe formular: «Todo el mundo muere», pero no: «Todo el mundo nace», pues esta segunda frase chirría. Todo ser humano ha nacido, eso sí. Pero no hay ley de la creación, porque ni siquiera hay una posibilidad previa sobre la que se pudiera aplicar la ley.” (Josep Maria Esquirol, Humano, más humano)

domingo, 11 de abril de 2021

La barca en la playa

Un manto de nubes cubre el mar azul como haría una sábana con el cuerpo, mientras veo el reloj que me dice que llego tarde a mi lugar de trabajo. Al otro lado, una barca roja de una sola hélice se dispone a transportar a turistas hacia un recodo de la playa.

Sueño del 10 de Abril


viernes, 9 de abril de 2021

Debilitamientos

Ahora que los rostros se han vestido nos ruborizamos cuando en un acto social nos quitamos la mascarilla, quizá para comernos la manzana en la esquina de la sala, o para toser la pepita que nos atraganta la respiración. Nos ruborizamos y enseguida nos la volvemos a poner, como hacíamos en la playa cada vez que nos cambiábamos de bañador o salíamos apresurados de la ducha por miedo a algún vecino mirón. ¿Se está convirtiendo la mascarilla en la nueva prenda de vestir? ¿Habremos de despojarnos de ella cada vez que queramos hacer el amor? ¿Evitará el primer beso ahora que sabemos puede matar?




El caso es que nos prometieron que el sentido de las nuevas técnicas de distanciamiento era el de producir poder de aproximación, cuando, paradójicamente, ese poder no puede alimentarse sino de aquello que, precisamente, aquellas pretenden combatir:

"Dicho de otro modo: al tocar, nos sentimos; al tocar, nos tocamos. Lo cual demuestra que lo que incrementa la vida no necesariamente es la retirada del mundo, sino un tipo de relación con el mundo; la vida se intensifica en contacto con el mundo." (Josep Maria Esquirol, Humano, más humano)

domingo, 4 de abril de 2021

Brújulas existenciales (II)

Como si lo técnico fuera, de suyo, algo. (El ser de) lo técnico ya encierra una visión del ser humano, toda una antropología. Por ejemplo, si decimos que la técnica es un medio para conseguir algo, estamos incorporando toda una antropología según la cual el ser humano es un ser proyectivo dotado de voluntades que más o menos puede llegar a satisfacer. Por lo mismo, en cada una de las acciones enseña el modo como se ve a sí mismo. Otro ejemplo. Si entendemos la técnica como lo creado, o lo puesto, en oposición a lo dado, lo hacemos ya desde concepciones, como la judeocristiana, que nos definen como seres poiéticos o creadores. Por ello, decir que la técnica es algo respecto de lo que hay que asumir algún tipo de responsabilidad es no caer en la cuenta de que, cualquiera sea el modo como la entendamos, ya nace incorporada a una visión o imagen de nosotros mismos. Una visión de la que sí que somos verdaderamente responsables. Es decir, respecto de la técnica tenemos que comportarnos como se comportaría una tortuga respecto de su caparazón, a la que en ningún caso, sabedora de que el caparazón forma parte de ella misma y que va estar presente en cualquier comportamiento, se le ocurriría preguntarse cómo comportarse respecto de él.

"Ahora bien, nuestro estudio quedaría incompleto si no tocase también un tercer orden, más frío, que es el que principalmente otorga su impronta peculiar a esta inflexión de los tiempos en que nos encontramos. Nos referimos al orden técnico en sí, a ese gran espejo en el que se refleja con máxima claridad la creciente objetivación de nuestra vida y que se halla impermeabilizado de manera especial contra el acoso del dolor. La técnica es nuestro uniforme." (Ernst Jünger, Sobre el dolor)

sábado, 3 de abril de 2021

Brújulas existenciales

El aspecto preocupante no es que los nuevos juguetes tecnológicos vayan instalándose en nuestras vidas y profesiones, sino que lo hagan sin el permiso de nadie. Y es que hoy día parece que para ser un buen profesional, incluso una buena persona, hay que dominar toda una serie de técnicas y saberes mediadores, ¡como si lo técnico fuera, de suyo, algo!

"El título -Humano, más humano- expresa también la réplica a una de las evasiones ideológicas de nuestra época: la del transhumanismo, con sus golosas promesas de un más allá de lo humano. Obviamente, no me refiero a la cuestión de lo que seremos capaces de conseguir con las innovaciones biotecnológicas, sino al discurso ideológico que las acompaña y las adorna. ¡Qué paradoja más triste: aspirar a y confiar en llegar más allá de lo humano y quedarnos cortos en humanidad! Es decir, perdernos, y no advertir que el horizonte más importante no se encuentra más allá -más lejos-, sino más adentro." (Josep Maria Esquirol)

Una olimpiada a la altura de nuestro tiempo

Cuando iniciamos este año la octava olimpiada de Filosofía nadie podía imaginar la alta participación de nuestro alumnado, tanto por el número como por la calidad de sus trabajos. Una altura que ha hecho sombra al desánimo y que mantiene la esperanza de que mejores mundos son posibles.

Comparto por aquí una muestra de ello con algunos de los trabajos de mis alumnos del IES Miralbueno.

Gracias a todos por participar y toda la suerte del mundo para la final aragonesa del 22 de Abril.

jueves, 1 de abril de 2021

LLAMARÉ AL CIELO


Estamos aquí en la sierra de Albarracín, disfrutando de sus paseos, y de sus cielos. También de su gastronomía. Y con sus amaneceres leyendo, Humano, más humano, de Josep Maria Esquirol, y un nuevo poemario de mi padre....



“No hay casa sin ventana: para ventilar, para que entre el viento o la brisa y se renueve el aire que respiramos. El último aliento es la última presencia –el último alimento- de la vida. Pero, por la ventana, no sólo entra el aire, sino también el cielo: el aire del cielo y del mismo cielo. Necesitamos la ventana para poder tener un pedacito de este cielo que tanto nos sosiega.” (Josep Maria Esquirol)


                                              "Al final del camino me dirán:
                                               «¿Has vivido? ¿Has amado?».
                                                      Y yo, sin decir nada,
                                           abriré el corazón lleno de nombres."
                                                      (Pere Casaldàliga)